Springe direkt zu Inhalt

Espacio de memoria polifónico

El archivo de historia oral sobre Colonia Dignidad es un espacio de memoria polifónico. Eso permite distintas perspectivas sobre el tema y al mismo tiempo requiere una escucha crítica y sensible.

El archivo de historia oral reúne entrevistas muy distintas de testigos de su época sobre la historia de Colonia Dignidad. Los recuerdos de ex colonas/os, ex presas/os políticas/os, de familiares de detenidas/os desaparecidas/os, de niños chilenos que fueron abusados por Paul Schäfer así como de expertas/os externas/os y activistas se reunieron en un archivo de entrevistas. Eso hace posible confrontar y relacionar distintas perspectivas. Se pueden comparar experiencias e interpretaciones muy diferentes.

Eso no significa igualar a las vivencias. Las experiencias de las/os ex presas/os políticas/os en el campo de tortura Colonia Dignidad son fundamentalmente distinto de las de las/os ex colonas/os. Los niños que fueron abusados en la Colonia Dignidad viven con otros recuerdos que los ex miembros de la cúpula directiva alrededor de Schäfer.

Distintos grupos

En el archivo se identifican distintos grupos. Familiares de detenidas/os desaparecidas/os se señalan como p. ej. “hermana de…”. Para las/os expertas/os se detalla el rol que jugaron en la aclaración de la historia (p. ej. arqueólogo forense o activista). En las breves biografías de las/os ex colonas/os se indican condenas por la justicia y enlaces a fuentes adicionales. Además, se puede buscar en los grupos de experiencia según el género o el año de nacimiento. Más allá de las categorías, cada entrevista requiere ser escuchada de forma crítica y sensible. El archivo permite contrastar afirmaciones individuales con otras narraciones en un espacio de memoria polifónico.

Recordar y narrar

Recordar es un sistema complejo y variable que siempre es influido por las condiciones actuales en las que tiene lugar. Cada narración se marca, además, por los fines que tiene la persona que narra. No es raro que las narraciones biográficas no coincidan con los hechos que aportan otras fuentes. Por eso, procesos los recuerdos y las narraciones biográficas son ricos en y abiertos para interpretaciones desde distintas perspectivas. En el archivo las tablas de contenido, las breves biografías y el índice con explicaciones de términos ofrecen apoyo en este proceso.

Entrevistas que faltan

La colección también tiene vacíos. Las/os detenidas/os desaparecidas/os, las personas que fueron fusiladas o torturadas hasta la muerte, cuyas familiares dan su testimonio en el archivo, ya no pueden contar sobre lo que les sucedió. Por parte de la ex secta existen casos de muertes sin aclarar. Otros testigos de su época han muerto o ya no pueden dar su testimonio debido a su edad o su estado de salud. Otras personas se decidieron conscientemente en contra de una entrevista porque temían que sus heridas, apenas cerradas, podrían abrirse de nuevo. Otras no han querido hablar delante de una cámara. Todavía no se ha completado la edición científica y la traducción para todas las entrevistas; el archivo sigue bajo construcción.

A pesar de los esfuerzos no se ha podido lograr un equilibrio entre las voces masculinos y femeninos. Especialmente en el grupo de las/os ex miembros de la secta menos mujeres que hombres decidieron dar una entrevista. Eso es probablemente una consecuencia del menosprecio o desdén sistemático y diario de las integrantes de la Colonia Dignidad.

La cúpula directiva de Colonia Dignidad

Un caso distinto son las personas que pertenecieron a la cúpula directiva de Colonia Dignidad. Todos los integrantes de este grupo recibieron una invitación personal por parte del proyecto, solicitándoles una entrevista. La mayoría no respondieron o la rechazaron. Se puede asumir entonces que siguen sin querer compartir sus conocimientos públicamente. Después de décadas de silencio y mentiras eso es decepcionante para las y los familiares de las/os detenidas/os desaparecidas/os y también para muchas/os habitantes más jóvenes.

Por eso probablemente no se hizo realidad la esperanza de algunas personas que aparecerían declaraciones jurídicamente relevantes en las entrevistas. Testigos importantes no querían hablar; otras/os no dijeron todo que saben. Historiadoras/es orales no son investigadoras/es policiales; entrevistas con testigos de su época son fundamentalmente biográficas y voluntarias – y distintas a declaraciones de testigos en interrogatorios en un proceso judicial. Sin embargo, también se podrían sacar conclusiones de las entrevistas en el contexto de investigaciones judiciales, en el caso de que estas existieran.

Zonas grises

En el archivo polifónico las/os entrevistadas/os individuales son actores empoderadas/os de la historia, después de que han pasado una vida de vulneración constante y persistente de sus derechos. Las/os ex colonas/os no son un grupo homogéneo. A pesar de estar sometidos a los mecanismos internas de una psico-secta totalitaria fueron puestos en diferentes roles y actuaron de forma muy distinta. Existían castigos colectivos en los grupos etarios y la obligación de denunciar supuestos comportamientos incorrectos. Pero siempre existía un margen de acción de decidirse por una manera de actuar o por otra. También en las entrevistas es posible de callar o admitir sus errores. Lo último requiere de valor.

Protección de derechos personales

Como los relatos en el archivo de historia oral son muy personales y sensibles requieren de un marco protegido. Las personas que quieren tener acceso al archivo de entrevistas se deben registrar, demostrar que tiene un interés justificado y aceptar los términos de uso. Las/os entrevistadas/os son libre de contar su historia de la manera que ellas/os ven correcta. Por eso la responsabilidad para las declaraciones en cada entrevista es de las/os entrevistadas/os individuales y en ningún caso de la Freie Universität Berlin.